28/02/2016

COTECNICA MÁXIMA patrocinador oficial del musher Marçal Rocias en “The Femund Race”, en Noruega

 

Desde la tradicional ciudad de Røros, Noruega, ubicada en un entorno Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, más de un centenar de equipos de perros y mushers, entre los que destacan los españoles Marçal Rocías, Miquel Àngel Martínez y Baltasar Gallardo, participaron a principios de febrero en “The Femund Race, la segunda carrera con perros de trineo más larga de toda Europa.

En COTECNICA MÁXIMA confiamos en los beneficios para el animal y para el humano de la práctica de este deporte, el mushing. “La relación que se crea entre el musher y el perro es tan íntima y personal que muy pocas personas la consiguen” añaden desde el blog “Domestica tu economía”. Por eso este año hemos decidido patrocinar, apoyar y seguir desde el principio a uno de los participantes en la carrera, Marçal Rocías, ¡un auténtico campeón!

La carera comenzó el 5 de febrero y constaba de un recorrido de 600 kilómetros (había tres categorías de 200km, 400km y 600km), repartidos en etapas de ocho horas diarias combinadas con horas de descanso durante las cuales lo primordial era cuidar, alimentar y mimar a los perros.

Las temperaturas gélidas, el viento imparable, la soledad, el gran esfuerzo físico, las escasas horas de sueño y un tiro formado por 12 perros a los que se debe prestar la máxima atención son las principales características de este tipo de carreras. Marcal nos confesó, antes de empezar su aventura, que son muchos esfuerzos, pero que es un deporte  profundamente adictivo, que tiene mucho de reto personal, de esfuerzo, de trabajo en equipo, en el que para poder resistir es fundamental tener un equipo de perros bien entrenados, gestionados y cuidados, y él lo tenía.

Los días previos a la carrera

¡Nervios, entrenamientos y  mucho apoyo!

La aventura de Marçal Rocias empezó el 24 de enero en Folldal, en casa de una saga de los mejores mushers de Europa (terceros en el Campeonato del Mundo de larga distancia de 2015) donde pasó 10 días entrenando, aprendiendo y habituándose a la montaña noruega.

Desde su llegada hasta el día de la carrera entrenó más de 350 km junto a su compañero y guía durante esos días Miguel Ángel Martínez, que llevaba desde diciembre recorriendo los caminos y carreteras de Noruega.

Marçal decidió hacer del evento un encuentro familiar y el día 2 de febrero se reunió toda la familia del musher en Folldal dispuestos a animar y apoyar  a este valiente durante todo su recorrido.

 

El 4 de febrero salieron dirección Roros para registrarse en la carrera y participar en la fiesta de presentación o  "musher meeting” que organizaba el equipo de “The Femund Race”.

Quedaban menos de 24 horas para el comienzo de la carrera, los perros dormían, la mochila estaba preparada, el registro hecho, los entrenamientos acabados… todo estaba listo pero los nervios de la noche anterior no dejaron dormir a Marcal: “Tengo la sensación de que el trabajo está bien hecho y sé que delante de mí correrán 12 héroes, 12 perros con los que formo un equipo perfecto, pero aún así los nervios no me abandonan”, nos contaba el musher a pocas hora de que diese comienzo la carrera.

Dos de sus perros, Zetra y Noddy no pudieron correr, pero se quedaron junto al resto del equipo Albert, Laura, Erola, Gil, Helena y los padres de Marcal en la línea de salida. Además, todos los Kobalaqs, Anima Strath, Servicios Veterinarios de la Cerdanya y nosotros estábamos pendientes desde España animando y enviando al musher todo nuestro apoyo.

Primera etapa de Roros - Tufsingdalen

¡EN LA LÍNEA DE SALIDA!

A las 11:00 am salió, con el dorsal 1 Miguel, 12 minutos después, salió Marçal con el dorsal 13. Lo más emocionante de esta primera etapa, nos contaban los mushers, era la salida por la calle principal de Roros, llena de gente animando y aplaudiendo a pesar de las duras condiciones climatológicas

 

 

El primer tramo era desde la ciudad de Roros hasta Tufsingdalen. Fue un recorrido de 75 km a una temperatura de -3º y sin viento.  La única complicación fue que  el lago estaba helado y con grietas  por lo que los mushers se mojaron lo pies y los perros tuvieron dificultades con los botines.

A pesar de que nuestro musher tuvo algún problema en la parada del snack,  10 de sus perros salieron corriendo solos, la etapa acabó bastante rápida, en 6 horas y 7 minutos Marcal llegó a  Tufsingdale donde había una parada obligatoria de 4 horas antes de empezar con la siguiente etapa.

Segunda etapa de Tufsingdalen-Drevsjo

¡Apenas durmió 2 horas en 24 horas!

Después del descanso, empezaba un nuevo tramo de  64 km en dirección Drevsjo. Este tramo era algo más complicado por lo que Marçal tuvo que ir más lento. Tardó un poco más de 6 h en completarlo.

Al llegar, tenían prevista una parada de 3 h. en la que nuestro musher tuvo tiempo suficiente para atender a sus perros, comer un poco y echar una siesta de media hora. Un poco antes de las 7 de la mañana, Marcal se volvío a poner en marcha.

¡Con tan solo dos horas de sueño durante las últimas 24 horas el equipo de Marcal  seguía tirando fuerte!

 

 

Tercera etapa de Drevsjo - Sovollen

¡El cansancio ya se empezaba  notar!

Al comienzo de esta tercera etapa, las condiciones eran favorables, estaba nevando pero hacía una temperatura muy suave. Sin embargo, a medida que pasaban las horas el cansancio ya se dejaba notar, y el viento se convirtió en el peor enemigo de Marçal, ¡aún así consiguió llegar hasta el final sin grandes problemas y ahora sí tocaba una parada más larga de ocho horas!

Lo primero fue atender a los perros, cambiar las suelas del trineo, comer, dormir un poco y volver a dar de comer a los perros, ¡solo los mushers pueden alimentar a su equipo durante la carrera!

Cuarta etapa de Grimsbu-Orkelbogen

¡La peor etapa de todas no tenía misterios para nuestro musher!

Ya estaba programado, la cuarta iba a ser la etapa más larga de toda la carrera, pero nuestro musher ya se había enfrentado a etapas parecidas en otras ocasiones así que nada le iba a detener.

Marçal salió a las 22:20h y tenía 10 horas de trayecto por delante para completar esta etapa de 107 km, pero después de las ocho horas de descanso los mushers y los  perros estaban con fuerzas suficientes para conseguirlo.

Quinta etapa de Orkelbogen-Grimsbu

A las 14:55h  Marcal salió de Orkelbogen, el termómetro marcaba temperaturas bajo cero y  toda la nieve se estaba fundiendo, lo que provocó que la etapa fuera todavía más complicada.

Afortunadamente, nuestro musher conocía muy bien este camino porque era una zona donde había estado entrenando con su compañero y también participante en la carrera Miquel Àngel Martínez. Después de 70 km de ruta Marcal llegó a Grimsbu donde estaba programada una parada de seis horas. El musher se dedicó a dar de comer a los perros, cuidarles y dejarles descansar para que repusieran fuerzas.

Sexta etapa - Grimsbu –Orkelbogen

¡Un cambio en el recorrido!

Debido a las malas condiciones climatológicas los organizadores de “The Femund Race” modificaron el recorrido de la carrera y los mushers tuvieron que deshacer el recorrido andado, vuelta de Grimsbu a Orkelbogen.
La distancia entre Miquei y Marcal ya empezaba a ser notable, el primero salió a las 22:29 y Marçal varias horas después. Ambos pasaron el collado sin problemas, aunque con un poco de viento,  pero nada fuera de lo normal.

Séptima etapa desde Grimsbu –Tolga

¡Última etapa!

Después del descanso, de cuatro horas y 23 minutos. Marcal se puso en camino hacia Tolga. Esta etapa duró ocho horas y siete minutos y la llevó a cabo con solo 10 perros ya que decidió dejar a Guara, era muy joven y había recorrido ya 450 km, suficientes para ser su primera vez.

El último checkpoint era en Tolga y tuvo una duración de ocho horas. Los veterinarios volvieron a hacer el control obligatorio a todos los perros antes de salir y  a las 6:38 am , Marçal salió hacia la línea de meta.

Octava etapa de Tolga hasta la META

¡CONSEGUIDO!

El martes 9 de febrero  a las 13:34 horas y después de cuatro días y dos horas de de aventura y 600 km recorridos nuestro musher Marçal cruzaba la línea de meta, ¡LO HABÍA CONSEGUIDO!

Todo el equipo llegó en muy buen estado, tanto el musher como los perros,
y con muy buenas condiciones después de una carrera en la que el frío, el calor, el viento, la nieve y la lluvia no les abandonó en ningún momento.

Ha sido un placer para COTECNICA acompañar y apoyar a Marcal durante esta aventura, seguiremos sus pasos muy de cerca pero si queréis conocer más detalles de la carrera podéis seguirle en su blog